DIA MUNDIAL DEL SÍNDROME DE DOWN


resized calcetinesNuestro colegio se ha unido a muchos otros este 21 de marzo con motivo de la celebración mundial del día del Síndrome de Down.

Este año la celebración se ha llenado de color gracias a la iniciativa de #auténticos, llevando niños y profesores calcetines de colores diferentes. No podemos explicar lo ocurrido en el colegio ese día mejor que uno de los papás que llevaban a su hija al cole esa mañana y que contó en las redes su experiencia, aquí os dejamos el relato de la llegada al colegio de Gerardo de Mateo y Mencía acompañado de un pequeño vídeo…

“Hoy, Mencía llevaba al colegio un calcetín de cada color para apoyar a @sindromedown. Así nos aconsejaron en @JesuitinasBu. No quería ponérselos esta mañana porque decía que hacía el ridículo (con 5 años, qué ridículo puede hacer una niña... algo estamos haciendo mal...) y que se iban a reír de ella porque iba a ser la única en llevar un calcetín de cada color y ¡¡¡encima de leotardos!!! La verdad es que lo ha puesto “a huevo” para explicarle el porqué de llevar un día como hoy, los calcetines distintos. Y así se lo he intentado explicar; Todos somos iguales, aunque parezcamos diferentes...

Pero la mañana nos tenía algo preparado que podría definir como mágico. Inexplicablemente, mágico. Ha sido una suerte tremenda el vivir esos dos minutos junto a Mencía. Al bajarnos del coche, yendo de la mano hacia la puerta del colegio como todos los días, hemos oído a una mamá decirle a su hija que esa niña (Mencía) se había puesto los calcetines de distinto color por ella. Para apoyarla en su día. Ella tiene nombre y se llama Aitana. Y además tiene #SindromeDeDown Lo primero que ha hecho Aitana es darle un beso a Mencía y ha comenzado a preguntarle cosas sobre su edad y sus padres, es decir, sobre mí. Le decía que su papá era muy molón... Le ha acompañado de la mano hasta la misma puerta del colegio y ahí, le ha vuelto a dar un sentido, agradecido (y merecido, creo) beso como amigas que, a partir de ahora, son. Antes de entrar al colegio, Mencía me ha mirado fijamente a los ojos y me ha dicho que ya no le importaba tener los calcetines de distinto color por encima de los leotardos y que iba a ayudar a Aitana siempre porque estaba malita (habrá que explicarle mucho más sobre éste tema).

La lección de todo lo que hemos vivido hoy no se nos olvidará nunca jamás. ¡Qué momento tan especial y en qué situación más oportuna...! Mágico como he dicho antes... La gota que ha colmado el vaso ha sido ver cómo su profe, Inma, con un calcetín de cada color, al ver a Mencía, ha dado un grito de alegría. La pena ha sido no ponerme yo los calcetines de distinto color. Lo haré después de comer. Seguro. Gracias Aitana. #Diamundialdelsindromededown

  • CON OTROS ( en red)

  • Actividades Extraescolares

 
 
 
 

AVISO LEGAL Este sitio utiliza Cookies propias o de terceros